Cómo olvidar a los hijos de Rick Moranis encogidos hasta lo milimétrico para rebozarse albototados en polen, cabalgar sobre hormigas como si fueran caballos o echarse unos largos en la leche de un tazón de cerales. Por eso, porque a estas alturas de la película y tras años de absorción gozosa de doscientosmil trucos de FX aún me fascina el legado visual simple e impagable de Richard Matheson, me encantan las fotografías de Kurt Moses y su mujer Edwige sobre mundos en miniatura.

¿Cómo las hacen? Kurt explica el proceso. “Las figuras de miniatura que uso en mis fotografías miden menos de una pulgada (0.39 cm). Las dispongo en situaciones comunes, o no tanto, como si estuvieran coexistiendo con nosotros en el medio ambiente del mundo real. Las localizaciones que uso son naturales o alteradas por el hombre pero siempre reales. Utilizo la luz y las condiciones naturales de las que disponga en el momento de hacer la foto. Variables como el clima, los humanos, insectos o animales pueden ser impredecibles y, dado que compartimos el mismo escenario, esas variables influyen en el resultado de la imagen final”

Lo bueno es que vamos a poder disfrutar del trabajo de estos dos genios en un libro titulado ‘Welcome to the Small World, A Book of Big Surprises’ . La recopilación de escenas alucinantes, desde vacas gigantes a punto de ser ordeñadas a persecuciones con un calamar monstruoso, es tan apetecible e inspiradora que ya ha recaudado el dinero necesario en Kickstarter para poder salir a la venta. Moses explica que el público objetivo de la obra son los niños de cuatro a ocho años aunque sabe fehacientemente que encantará también a los adultos.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.