Las cámaras de visión trasera son cada vez más habituales e incluso serán obligatorias en EE UU en todos los vehículos que se comercialicen a partir de 2018. Estas cámaras se activan al insertar la marcha atrás mostrando en una pantalla del salpicadero todo aquello que se sitúa o que puede aparecer súbitamente detrás del vehículo.

La principal ventaja de este tipo de cámaras es que ofrecen una visión completa de todo aquello que hay detrás del vehículo sin el obstáculo visual que supone el propio vehículo cuando se mira a través de los espejos retrovisores. Las cámaras sobre todo están destinadas a mejorar la seguridad durante las maniobras, pero los espejos retrovisores siguen siendo necesarios al maniobrar marcha atrás para vigilar los laterales del vehículo o si, por ejemplo, un peatón entra en esa zona desde uno de los lados del vehículo. Además no siempre y en todas las circunstancias es fácil determinar o ver claramente qué hay o qué no hay detrás del coche o a qué distancia se sitúa al estar mirando a través de una cámara y en una pantalla de dimensiones normalmente más bien reducidas.

Este inconveniente es precisamente el que pretende resolver Fujitsu con su Approaching Object Detection Library diseñado para descargar al conductor de la tarea de identificar todo aquello que entra o que puede entrar en el campo de visión de la cámara, reconociendo y señalado a qué objetos debe el conductor prestar especial atención.

El desarrollo consiste en un sistema de detección de imagen que es capaz de identificar diferentes objetos, sean obstáculos estáticos, vehículos en movimiento o peatones, siempre que éstos estén situados dentro del campo de visión de la cámara del coche. O de las cámaras, porque según Fujitsu el sistema de detección está diseñado para funcionar también con múltiples cámaras situadas en el vehículo, sean traseras o frontales e incluyendo aquellas que ofrecen una visión periférica de 360 grados alrededor del vehículo. La visión periférica de 360 grados se obtiene colocando cuatro cámaras —delante y detrás y a ambos lados— que funcionan simultáneamente. Los nuevos Citroën C4 Picasso incorporan la función Visión 360º como parte de su equipamiento de ayuda a la conducción.

Además de identificar los objetos que está «viendo», el sistema puede alertar al conductor en el caso de que aparezcan nuevos objetos o de que éstos se aproximen hacia el vehículo mediante el reconocimiento de imagen por software, una asistencia necesaria dado que aumenta la información que recibe el conductor sobre lo que sucede en el vehículo y a su alrededor.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.