La plena relación entre los servicios de movilidad y la comunicación a través de dispositivos inteligentes nos está ayudando a descubrir nuevas fórmulas y herramientas enfocadas al transporte. Cabify es una de estas soluciones que nos brinda la posibilidad de solicitar un servicio de transporte en berlina premium con chófer, todo ello pudiendo ser gestionado a través de una aplicación dedicada para dispositivos móviles.

Cabify es una apuesta sencilla y efectiva para solicitar un determinado tipo de transporte de carácter premium. El registro es obligatorio en el sistema, pero una vez conectados, la solicitud tan sólo necesitará de especificar punto de origen, punto de destino y hora de recogida. Un servicio fácil y rápido que ya ha puesto en pie de guerra a los servicios de transporte público convencionales.

El taxi ya no está solo en la parada de turno

La oferta de Cabify ciertamente difiere en el carácter premium del servicio en sí mismo, por lo que la controversia con otro tipo de servicios como el taxi puede estar justificada en según que aspecto. Aún así, el miedo lógico del sector público regulado reside en la privatización de un sector donde no existe la competencia, y donde con la llegada de un libre mercado, el usuario de a pie podría verse ampliamente beneficiado a nivel económico.

Es entonces cuando cabe recordar lo que ofrece Cabify en relación al taxi normal, pues ahí precisamente reside su razón de ser. La idea de vehículo premium y chófer es condición sine quanon, pero a cambio de una tarifa superior en la teoría, también encontramos la gestión telemática a través de nuestro dispositivo móvil o la opción de pago a distancia a través de tarjeta de crédito o Paypal.

En el plano económico, un aspecto muy interesante si tenemos en cuenta que se trata de un servicio de recogida del usuario, Cabify solo nos tarificará por el trayecto realizado, excluyendo la denominada bajada de bandera o suplementos a ciertos emplazamiento como aeropuertos que pueden encarecer drásticamente cualquier servicio de transporte.

Las tarifas estipuladas fijan un coste de 1,75 €/Km cuando se superan velocidades de 24 Km/h, y un coste de 0,70 €/minuto a velocidades inferiores a 24 Km/h, aunque el servicio mínimo siempre supondrá un coste de 10€. No existen más gastos añadidos independientemente de origen o destino, tan sólo el transcurso por peajes tendrá que ser aportado por el usuario del servicio.

Reinventando el servicio de transporte público

La gestión telemática es sin duda el principal punto de interés en Cabify, permitiendo un servicio sencillo e intuitivo para acordar ruta, coste y confirmación. No existen horarios ni segundas o terceras personas con las que gestionar, por lo que se puede acceder al servicio desde cualquier punto con acceso a internet.

Cabify está actualmente disponible en las ciudades de Madrid y Barcelona dentro del territorio de España. La gestión del servicio puede realizarse o bien vía web, o bien empleando las aplicaciones dedicadas que la compañía ha diseñado para la plataformas Android, Apple iOS y BlackBerry.

Esta fórmula de transporte público bajo la iniciativa privada está llamada a convertirse en una herramienta de movilidad futura, pues en un libre mercado se podrán ofrecer diferentes servicios bajo un mismo criterio donde el usuario final decidirá cuál escoger según sus propios intereses. Podrán existir enfoques premium como el mostrado por Cabify o puntos de vista donde el mínimo coste sea el principal reclamo, pero al fin y al cabo, será el propio aumento en la oferta el que revitalice este tipo de transporte.

Enlace: Cabify

Comentarios

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.