Los que tenemos una adicción seria a programas del tipo ‘Cómo se hizo’ no podemos menos que quitarnos el sombrero con los creadores del Bloodhound SSC, el prototipo de coche supersónico que busca batir el récord de velocidad en pista sobrepasando los 1,609 km/h (1000 millas/h). Pero nos lo quitamos no tanto por la naturaleza del ingenio, prodigioso a todas luces, sino porque nos lo han mostrado troceado en piezas.

Antes de enviarlo a mirar de cara a los límites en el desierto del Kalahari, los responsables del proyecto, nos han regalado un vídeo estupendo en el que podemos disfrutar del bólido en todo su esplendor. O para ser más exactos, del esplendor de sus más de 3.500 piezas que ensambladas forman una obra de arte de la ingeniería y el diseño.

El objetivo ahora, además de recrearse con lo conseguido en este tipo de piezas audiovisuales, es convertir el kilométrico rompecabezas en un vehículo capaz de colgarse con propiedad la etiqueta de supersónico. La prueba tendrá lugar a lo largo de este 2015.

Abundando un poquitín más en las piezas que componen el monstruo diremos que el empuje lo brinda el mismo motor Rolls-Royce que monta el caza Eurofighter Typhoon, el avión de combate de varios ejércitos europeos como el británico, el alemán o el español. El cuerpo es mitad titanio y mitad fibra de carbono. Las ruedas están hechas de aluminio para asegurar la rotación que la goma no proporciona a más de 500 kilómetros por hora.

El piloto, Andy Green, comandante de la Royal Air Force británica, conducirá en un cubículo sujetado por arneses y protegido por un parabrisas resistente a impactos severos. Recibirá oxígeno directamente de dos tanques y solo podrá pisar el pedal de freno cuando el coche aminore hasta alcanzar los 160 km/h.

El coche más rápido de la historia alcanzó en 1997 los 1227.9 km/h, veremos si este Bloodhound que hemos diseccionado al extremo es capaz de superarlo.

 

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.