Encontrarse con un grupo de ciclistas (o solo uno) en plena carretera requiere siempre que maximicemos nuestro cuidado y precaución a la hora de conducir. No ceder a las prisas e intentar adelantarlos cuando no es seguro, asegurarse de mantener siempre la distancia de seguridad tanto cuando vamos detrás de ellos como cuando los adelantamos, estar atentos a que no haya más ciclistas que no hemos visto… Y esto cuando nos los encontramos de forma clara y visible, pero hay ocasiones aún más peligrosas.

La señal P-22, la que nos alerta de que estamos en una zona con presencia de ciclistas (hay un carril bici, una zona en la que los ciclistas suelen cruzar, etc.), está ahí para todos esos momentos en los que no los vemos, pero sabemos que pueden aparecer en cualquier momento. No obstante, echando un vistazo a las estadísticas de accidentes en los  que hay ciclistas implicados, quizá no sea suficiente.

Es por eso que la Dirección General de Tráfico (DGT) ha decidido intentar algo nuevo: introducir la señal P-22 en el siglo XXI haciendo que deje de ser una señal estática y se convierta en una señal inteligente.

panel para la presentación piloto ciclista_v3.ai

¿Cómo hacerlo? Lo que han empezado a probar, de momento en 16 puntos de cuatro carreteras convencionales de La Rioja, es un nuevo sistema que pueda detectar la presencia real (no solo potencial) de un ciclista y alertar a los conductores a través de la señal. Cada una de ellas cuenta con un sensor detector y tres luces: cuando el sensor detecta un ciclista, activa las luces, que parpadean durante un tiempo para alertar a los conductores que llegan por detrás y que extremen sus precauciones.

Aunque de momento este sistema funciona tan solo en esos 16 puntos, la idea es, si la prueba funciona, extenderlo por el resto de las carreteras del país, dando prioridad a aquellas en las que hay una afluencia de ciclistas importante.

No hay ninguna duda de que cualquier actuación que busque proteger a las personas que circulan en bici por carretera es necesaria: en 2016 en España se produjeron 7.673 accidentes con ciclistas implicados. En ellos fallecieron 67 ciclistas y 736 resultaron con heridas que requirieron su hospitalización. Además, aunque la mayor parte de los accidentes tuvieron lugar en vías urbanas, la mayoría de los accidentes con fallecidos ocurrieron en vías interurbanas.

Esta nueva P-22 inteligente se incluye dentro del Plan de medidas urgentes puesto en marcha para proteger a los ciclistas en carretera. Otras actuaciones dentro de este plan incluyen también la instalación de marcas de separación de 1,5 metros y varias campañas de concienciación.

Foto | Sascha Kohlmann

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.