Queridos lectores, sí, ya sé que os dije que iba a dar consejos para el uso del DS3 Cabrio, pero es que me he dado cuenta de que antes os tengo que convencer, a los que aún no lo tenéis,  de que es una de las mejores inversiones del momento. Dejando a un lado el tema inmobiliario, los fondos de inversión, las letras del Tesoro y algún que otro aburrido y/o inestable negocio, ahí van 8 razones para que los indecisos puedan pasarse al grupo de los triunfadores. ¡Ole, ole y ole!

1. El placer de sentir la brisa.

Esto  quizás provenga de nuestro pasado ancestral pero el caso es que sí, nos gusta sentir el aire en la cara como reminiscencia de aquellos tiempos en los que no corríamos por el ¿placer? de cuidarnos sino para cazar y sobrevivir.  Y a falta de pan en forma de moto, buenas son tortas en forma de descapotable. ¿Qué queréis que os diga? Confortable, cómodo, cuatro plazas y  vuestras bonitas y preciadas piernecillas a salvo. Y por supuesto, un plus: la posibilidad de cerrar capota en cualquier momento en el que la cosa se pone fea. En la moto o bicicleta, non è possibile.  Y en el resto de automóviles que no tienen este formato, lo que no es posible es abrirla.

Viento y placer

2. El maquillaje siempre perfecto.

¿Qué qué rayos es esto, verdad? Pues que las chicas por fin podremos maquillarnos con más cantidad de luz natural y por tanto obtendremos mejores resultados a igualdad de tiempo invertido. Algo absolutamente importantísimo para nosotras, que también vosotros vais a disfrutar de una u otra manera.

Retoques necesarios 

3. España es uno de los países más deficitarios en vitamina D

Sí,  yo cuando lo leí también me quedé frita pero así es. A pesar de la cantidad de sol que tenemos en nuestro maravilloso país resulta que somos deficitarios en vitamina D. También es cierto que hay que ingerirla aparte de sintetizarla con luz solar. Pero para los que lleváis una dieta saludable, ese otro requisito que es la fotosíntesis, será más fácil llevarlo a cabo tranquilamente en vuestro coche, sin ningún tipo de pudor, de camino al trabajo o de regreso a vuestra casa.  La vitamina D necesita sentirse realizada en nuestro body.  Así, gracias a vuestro DS3 Cabrio, habréis cumplido una premisa diaria sin esfuerzo.  Lo de comer una manzana al día, hacer deporte durante no sé cuantos minutos,  recibir un abrazo, etc. ya queda de vuestra mano.

Disfrutando del sol

4. Son mucho más molones

O lo que viene a ser lo mismo, me lo compro porque sí, porque me da la gana, porque me gusta y no tengo que dar más explicaciones. Muchos resentidos de la vida cabrio os tratarán de convencer: “Uy, esa capota no va a durar nada. Te la van a rajar”, “y para qué quieres un descapotable, ¡son incomodísimos!” o frases, como “sólo lo vas a descapotar durante dos meses”…,  y un largo etc. No les hagáis caso aunque os lo digan por vuestro presunto bien. Vais a disfrutar de lo lindo y ya sabéis que la felicidad ajena a veces, duele. En España, según dónde viváis, se puede descapotar todo el año, o al menos, la mitad del año. Sí, en Galicia, Asturias y País Vasco también. Sólo hay que estar al quite con el rayo y abrigarse más si hace falta.

Más abajo podréis ver de dónde he sacado estas imágenes tan chulas.

Mi Citroën DS3 Cabrio aparcado frente al restaurante Flash Flash en Madrid. ¡Deliciosas tortillas!

5. Se interactúa con el público

Pues sí, si queréis tener nuevas amistades, el DS3 Cabrio es un medio más abierto y con posibilidades de interactuar con la gente de la calle. Particularmente tengo vis atractiva con viandantes pedigüeños, (hormonas femeninas + descapotable = víctima aparentemente fácil) pero no descartéis el ligoteo. Todavía no es muy habitual ver un descapotable por el asfalto español así que puede ser el accesorio que os faltaba en el look.  Y es que tener un DS3 Cabrio, que no es cualquier descapotable, ya define un poco a la persona que va dentro.  Encantadora, simpática, con buen gusto, elegante que no distante… Alcanzaréis el estatus de chicos “ellos me ponen” en toda regla.

¿Sí, dígame?

6. Paliativo de la crisis de edad

Cuando se llega a los 30, a los 40, a los 50… (¡hasta he visto a gente deprimida porque cumplía 20!), suele haber una crisis.  Sí, sí, como lo oís y leéis.  Y si no hay crisis, sí que hay ganas de hacerse un gran regalo a sí mismo. ¿Por qué? Porque esto ya sabéis que no termina bien para nadie,  el tiempo  apremia y hay que disfrutar de la vida a cada segundo. Cada vez que me pongo a los mandos de mi Citroën DS3 Cabrio, sé que voy a vivir una pequeña aventura, un momento especial que, quién sabe, puede convertirse en un momento memorable.

¡La vida se ve de color de rosa con un DS3 Cabrio!

7. Disfrutar del encanto de lo antiguo con la tecnología actual

Me pirran los coches clásicos y los coches descapotables con capota blanda me recuerdan mucho a ellos.  No así los de capota dura, que pierden un poco el encanto del concepto cabrio en sí para mi gusto.  Además el DS3 Cabrio tiene un sistema de apertura y cierre de la capota cómodo, rápido y eficaz. No hay más que darle a un botoncico. Esto no ocurre con otras marcas, os lo aseguro y doy fe de ello.

Sinfonía de capotas blandas. No me digáis que no son más bonitas que las duras.

8. El último spot publicitario del DS3 Cabrio tiene al gran Yves Saint Laurent como protagonista

¿Para qué queremos más? Fan, como soy, de este maravilloso diseñador, -que en paz descanse-, si él con sus declaraciones nos hace plantearnos que el encorsetamiento y la uniformidad no son una buena política de imagen, yo le hago caso.  El Citroën DS3 Cabrio le habría encantado.

Aunque este anuncio no se emitirá en España podéis disfrutarlo aquí.

 9. Varios modelos a elegir

Mi DS3 Cabrio  venía con caja de cambios manual pilotada de seis marchas. ¡Glups al principio! Pero luego, un gustazo ya que en modo automático, no tenéis nada más que frenar y acelerar porque el coche se ocupa de hacer el resto. Eso sí, hay que dejar la pierna izquierda en casa para no equivocarse y hacerse un nudo. Pero en un minuto te adaptas a la comodidad y al dolce far niente y dejas que el coche lo haga todo por ti.

Mi “manolo” y mi DS3 Cabrio se llevaron estupendamente.

¿Todavía no os he convencido? ¡Sois duros de pelar! Pero me gustan los retos, no hay problema. El siguiente paso es recomendaros que vayáis a verlo, tocarlo y probarlo y luego me contáis.  Y en la próxima, unos consejitos para el buen uso y disfrute de vuestro DS3 Cabrio.

¡¡Muchos besos y a seguir rodando!! ¡Felices vacaciones!

Sylvie Tartán

Comentarios

Eva Blanco -

A mi ya me has convencido! Yo la crisis de edad ya la estoy sufriendo y este cabrio sería un rejuvenecedor instantáneo.
Un saludo.

Sylvie Tartán -

¡Oh, un ser humano! ¡Mil gracias, Eva, por tu comentario! Seguro que tú no necesitas rejuvenecedor. ¡Yo sí! ¡Un beso y feliz verano!

Nauj Sozap-Ladiv -

Encárgame uno, lo de poder maquillarme con luz natural me ha llegado al alma… Por cierto, me han dicho que la chica viene de serie…

Sylvie Tartán -

¡Ja, ja! Es fundamental lo del maquillaje. ¡No es broma! El motor y demás es secundario :). ¡Besos y gracias!

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.