La Humanidad ha tenido muchas ideas malas, pero también muchas buenas. De entre estas últimas, un gran ejemplo son las bibliotecas: templos del conocimiento con miles de libros que puedes tomar prestados de forma gratuita durante unos días. Estamos tan acostumbrados a ellas que ni nos damos cuenta de lo fantástico de la idea y lo inusual de la existencia de algo así en un mundo en el que pocas cosas son ya gratuitas.

Hoy, que toca celebrar que es el Día del Libro y acercarnos a una librería a comprar (esta vez sí) un nuevo volumen que añadir a nuestra estantería, deberíamos también visitar nuestra biblioteca municipal, hacernos el carnet si todavía no lo tenemos y perdernos en sus pasillos. ¡Salir de ella sin un par de libros será casi imposible! Las bibliotecas son también destinos de viaje fascinantes y que valen mucho la pena. Estas son las 10 más bonitas del mundo:

1. Bibliotheca Alexandrina (Egipto)

Todos sabemos cómo acabó la biblioteca de Alejandría original, la que en su momento fue la más grande del mundo y que fue fundada a principios del siglo III a.C.: destruida por el fuego (aunque en realidad se cree que fueron una combinación de distintos incendios y saqueos ocurridos entre los siglos III y IV). La de la actualidad, inaugurada en 1996, intenta ser un homenaje a la antigua. Con un exterior de cemento, cristal y granito con bajorrelieves caligráficos de casi todas las lenguas del mundo, tiene unos 200.000 libros, unos 50.000 mapas, 10.000 manusgritos y 50.000 libros únicos, además de tres museos, un laboratorio de restauración y una imprenta.

2. Biblioteca Joanina (Coimbra, Portugal)

Foto: Wirdung

Foto: Wirdung

Esta biblioteca rococó fue construida en el siglo XVIII y es tan espectacular y bella que se utiliza muchas veces también como sala de conciertos o para exposiciones. Tres salas que se comunican entre sí a través de arcos, paredes cubiertas por completo de libros, frescos en los techos, y un retrato del rey Juan V de Portugal al fondo, sirviendo como punto de fuga. Las curiosidades son muchas: desde que hay murciélagos que se ocupan de cuidar los libros (comen insectos), hasta la prisión para estudiantes que tiene en el sótano, adonde te podían enviar si maltratabas algún volumen.

3. Biblioteca Raza (Rampur, India)

El exterior de esta biblioteca parece un palacio por una razón muy sencilla: era una mansión real que se acabó de construir en 1904. Los libros y manuscritos que contiene empezaron a ser coleccionados mucho antes, claro: la familia real empezó a juntarlos en 1774. Entre sus paredes hay 17.000 manuscritos raros, 205 hojas de palmera escritas a mano y 5.000 pinturas en miniatura.

4. Antigua Biblioteca del Trinity College (Dublín, Irlanda)

Foto: diliff

Foto: diliff

Situada dentro del complejo de la biblioteca del Trinity College, la más grande de Irlanda, el Gran Cuarto es la sala más impresionante: de 60 metros de largo, con bustos de mármol de escritores como Jonathan Swift, su manuscrito estrella es el Book of Kells, con los cuatro góspeles del Nuevo Testamento. Fundada por la Reina Isabel I de Inglaterra en 1592, su estructura actual se empezó a construir en 1712.

5. Biblioteca del convento de San Francisco (Lima, Perú)

Foto: dgphilli

Foto: dgphilli

El convento acabó de construirse en 1672. Teniendo en cuenta que los frailes destinaban desde el siglo XVI el 5% de las limosnas a hacerse con libros, es fácil entender por qué la biblioteca contiene tantos volúmenes (unos 25.000) y por qué la mayoría son tan antiguos (el grueso de la colección es de entre los siglos XV y XVIII). La sala es acorde con lo que contiene y es solemne y bella.

6. Clementinum (Praga, República Checa)

Uno de esos lugares en los que entras y no sabes hacia dónde mirar. ¿Hacia las estanterías llenas de libros? ¿Hacia todos los motivos dorados y barrocos que la conforman? ¿Hacia los frescos del techo? ¿Hacia los globos terráqueos dispuestos en a lo largo de su sala? La biblioteca del Clementinum, según la leyenda, tenía solo un libro cuando los jesuitas empezaron a construirla en 1622. Cuando acabaron, la colección había alcanzado los 20.000 volúmenes. Muchos de los detalles siguen intactos desde su inauguración.

7. Biblioteca del Parlamento (Ottawa, Canadá)

Foto: sam_cogan

Foto: sam_cogan

Por fuera parece un castillo de cuento de hadas. Por dentro, lo mejor que podrías esperar encontrar en ese castillo: ¡libros! El edificio se construyó en 1876 no sin problemas, ya que los constructores no sabían crear la cúpula que aparecía en el plano y tuvieron que encargar una prefabricada. El resultado, no obstante, es tan especial que si viajas a Canadá verás el edificio también en el billete de diez dólares.

8. Pabellón Tianyi (Ningbo, China)

Construida en 1560, es la biblioteca privada más antigua de China (y la tercera del mundo), muy especial también por el uso de un estilo arquitectónico chino tradicional. En su colección se incluyen 300.000 libros antiguos, muchos manuscritos y hasta xilografías.

9. Biblioteca Nacional de Bután

Además de ser una biblioteca es también un templo budista, algo que se manifiesta en su estructura, que busca integrar los tres aspectos de Buda y sus enseñanzas: lo físico, representado por estatuas y pinturas; el discurso, representado por libros y bloques de imprenta; y el corazón, representado por ocho pequeños boles. En cuanto a los fondos de la biblioteca, tiene unos 6.100 libros tibetanos y butaneses, manuscritos, xilografías, y unas 9000 tablas de impresión. Es una de las mayores colecciones de literatura budista del mundo.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.