La próxima vez que sientas que quizá la Humanidad no haya sido lo mejor que le ha pasado al planeta, recuerda que no siempre somos tan terribles. Hacemos también cosas bonitas y apreciamos la belleza de la naturaleza. La apreciamos tanto que hemos llenado el mundo de miradores: allá donde un giro en la carretera o un complicado camino en una montaña nos regala un lugar perfecto desde el que apreciar vistas de esas que nos dejan sin habla, avisamos al resto de viajeros acondicionando un poco la zona, poniendo una valla y un banquito, un cartel que explique qué estamos viendo. Los humanos tenemos nuestro lado adorable.

¿Adónde ir para encontrarnos con uno de esos lugares que nos invita a parar y observar el mundo que nos rodea? ¡No es necesario viajar muy lejos! España está llena de lugares desde los que contemplar vistas hermosas, pero si quieres quedarte con los más impresionantes echa un vistazo a esta lista. Estos son los miradores de España a los que deberías asomarte al menos una vez en la vida:

1. Mirador del Cable de Fuente Dé (Cantabria)

Foto: Quo Vadis

Foto: Quo Vadis

Visitar los Picos de Europa y no coger el teleférico de Fuente Dé debería estar prohibido: te lleva hasta los 1823 metros de altura, desde donde se ve todo el valle de Liébana. Una vez ahí arriba, es buena idea emprender alguna de las múltiples rutas de senderismo que salen desde la estación del teleférico (y ya has salvado una buena altura).

2. Mirador de A Curota (A Coruña)

Si subes a este mirador situado a 498 metros de altura en un día claro, verás todas las Rías Baixas, desde Fisterra hasta el Monte de Santa Tecla. Antes de llegar al mirador hay otro un poco más abajo, a 400 metros, conocido como A Curotiña, dedicado a Valle-Inclán y desde el que se ve muy bien la Ría de Arousa.

3. Mirador del Puente Nuevo de Ronda (Málaga)

Lo único malo de este mirador es que desde él no se ve el puente (porque estás en él), una de las maravillas arquitectónicas del país, que une los dos lados de la ciudad de Ronda. Lo que sí se ve es el Tajo al fondo (el mirador está a 100 metros de altura), las escarpadas paredes del río y los dos lados de la ciudad.

4. Mirador del Valle (Toledo)

Las mejores vistas de Toledo se consiguen desde este mirador, situado en la Ronda del Valle, ya fuera de la ciudad. Una vez en el mirador toca jugar a reconocer los edificios más famosos: la Catedral Primada, el Museo de Santa Cruz, la iglesia de los Jesuitas, la de San Román, las murallas… Y hacer muchas fotos, claro.

5. Mirador del Río (Lanzarote)

Tendrás que subir a lo alto del Risco de Famara, en el municipio de Haría, situado a 450 metros de altitud. Las vistas valen la pena: panorámicas perfectas de las islas de la Grandiosa, Alegranza y Montaña Blanca, además del Parque Natural del archipiélago de Chinijo.

6. Mirador de San Nicolás (Granada)

Foto: Rafolas

Foto: Rafolas

El lugar perfecto para sacar esas fotos de la Alhambra dignas de postal. El mirador está en el barrio de Albaicín -también imprescindible – y no solo verás la ciudad árabe, sino que tendrás magníficas vistas de Sierra Nevada al fondo. Vuelve también al atardecer o de noche para ver la Alhambra iluminada.

7. Mirador del Fito (Asturias)

Foto: Nacho

Foto: Nacho

El mirador del Fito es especial ya por su forma única (unas escaleras que dan a una plataforma elevada a metro y medio del suelo). Está situado en el Picu Pienzu y ofrece unas vistas increíbles de los Picos de Europa y de la costa oriental asturiana. Fue construido en 1927 y es desde entonces uno de los lugares favoritos desde los que sacar fotos de los Picos.

Comentarios

Elena -

Conozco 2 de los 7 miradores del artículo que son el de Toledo y Granada, estos son realmente espectaculares. En el Mirador de San Nicolás, además de disfrutar de toda la Alhambra en su conjunto, siempre está amenizado con múcica flamenca de la gente que está en la plaza con sus guitarras y sus palmas. Me apunto los demás para visitarlos!!! 🙂

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.