Un año más, la Semana Santa está ya aquí. Puede que lo tengas ya todo planeado desde hace tiempo o puede, en cambio, que este año te haya pillado casi por sorpresa: cuatro días libres (o puede incluso que una semana entera) y tú todavía sin plan. Quizá se deba a que, en cierto modo, odias viajar en esta época del año: es imposible no encontrarse con más turistas, colas en todas partes y precios más caros por eso de ir en plena temporada alta.

No obstante, no tiene por qué ser siempre así. Si bien es difícil no encontrarse a otras personas durante esa semana, no es lo mismo decidirse por Florencia o París que lanzarse a explorar pueblos, montañas y ciudades poco conocidas. Estas son algunas ideas de destinos a los que escaparte durante Semana Santa en los que no sentir que todo el país ha tenido la misma idea que tú:

Sierra de Gata (Extremadura)

Foto: Agila13

Foto: Agila13

Si, como todo parece indicar de momento, nos encontramos con una Semana Santa de buen tiempo en la Península, es fácil prever que la costa será el lugar más concurrido. Haz lo contrario y visita la sierra de Gata, al noroeste de Cáceres, y lánzate a descubrir pueblecitos medievales como Trevejo y hacer rutas de senderismo. Los turistas en Extremadura en esta época del año suelen andar por Mérida y el Valle del Jerte, así que no te encontrarás con muchos más viajeros. Sierra de Gata es uno de los paraísos desconocidos de nuestro país.

Leópolis (Ucrania)

Si tienes tiempo (toda la semana o, mejor, algo más) y voluntad exploradora, haz lo inesperado y vete de vacaciones a Ucrania. Leópolis, Lviv en idioma local, es una de las ciudades más bonitas del país y, también, más insólitas. Marcada por una historia en la que fue polaca (está en la frontera con Polonia), pasó por el Imperio Austrohúngaro y estuvo bajo el dominio soviético, Leópolis recuerda más a capitales centroeuropeas y barrocas como Viena que al resto de sus vecinos dentro de la propia Ucrania o en Rusia. Variedad de cultos, arquitectura y centro académico, Leópolis es la Ucrania que nunca creíste posible.

Calabria (Italia)

Ir a Italia en Semana Santa parece un deporte de riesgo apto solo para gente resistente, a prueba de masificación turística y entrenada en el arte de hacer cola, pero no tiene por qué ser así. La región de Calabria, la punta de la bota, es de lo menos visitado del país, y no porque tenga poco que ofrecer: es (casi) todo costa, con playas (Capo Vaticano es una de las más bonitas del mundo) y litoral rocoso, y un interior de parques naturales como, sobre todo, el del Pollino y el del Aspromonte. Es la Italia más auténtica y local, la más barata, y en la que es más difícil caer en trampas para turistas.

Desierto de Tabernas (Almería)

Foto: Roy Luck

Foto: Roy Luck

¿Qué mejor para huir de la gente que visitar un desierto? Mientras el resto de los turistas se tuestan en las playas almerienses, tú puedes aprovechar para visitar su famoso y cinematográfico desierto de Tabernas, el único desierto de Europa. Además de visitar los diversos poblados del Far West rehabilitados, recuerda que estás en un paraje natural único en el continente y aprovecha para conocer más sobre su flora y su fauna.

Lugo

Foto: Norte

Foto: Norte

La provincia en general, sí. Lugo es una especie de secreto a voces, pero voces que todavía susurran. Una provincia verde y montañosa, con reservas de la biosfera como la de Terra do Miño o la de Os Ancares, una costa pequeñita pero impresionante (está ahí la playa de Las Catedrales), y una ciudad con una muralla que es Patrimonio de la UNESCO y bares en los que morirás de placer en forma de tapas.

República Checa

Primera regla: no pises Praga en este viaje si tu objetivo es huir de las masas de turistas. Aprovecha tu Citroën y piérdete por su desconocido interior de paisajes y montañas verdes, castillos y de pueblos sacados de un cuento de hadas. Habrá turistas en Karlovy Vary y en Cesky Krumlov, pero muchos menos en lugares como Olomouc, Telc o incluso Brno.

Foto destacada: Alfie Lannie

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.