Hay tantos tipos de viajeros como personas, pero podríamos dividirlos(nos) en dos grandes categorías: los que tienen siempre los mejores museos de cada lugar que visitan en su lista viajera y los que no entienden el atractivo de ver un cuadro en persona cuando lo han visto mil veces en reproducciones. Si eres de los primeros, de los que se marean con solo pensar en Miguel Ángel tocando ese lienzo que tienes a un par de metros, sueñan con esculturas griegas y no solo entienden, sino que les emociona el arte contemporáneo, sigue leyendo.

Los amantes del arte tienen una ventaja: el arte es algo tan humano que está en todas partes. Quizá no siempre encuentres las grandes obras de grandes nombres, pero siempre habrá un pequeño museo, una galería escondida o un simple edificio que te dejará boquiabierto. Pero si lo que quieres es ir a por los grandes, hacer viajes en los que el síndrome de Stendhal sea un riesgo constante, quédate con estos destinos:

1. Italia

¿Qué duda podría haber? Puede gustarnos más o menos el arte renacentista y podemos ser más o menos entusiastas de la antigua Roma, pero es siempre inevitable: en Italia nos sentimos pequeños ante la densidad de obras de arte por metro cuadrado. Puedes ir a lo imprescindible de todas las guías (los Museos del Vaticano, Florencia en conjunto, Venecia…) o quedarte en pueblos más desconocidos: en el lugar más inesperado te encontrarás una capilla con algo de Leonardo Da Vinci, Rafael o Caravaggio. Por decir tres nombres que no son más que la puntísima de un iceberg enorme.

2. Londres (Reino Unido)

También muy básico —a partir de aquí ya nos saldremos de lo típico y lo europeo, pero eso no significa que no debas ir al Louvre—, pero con un detalle que hace que sea un paraíso para cualquier amante del arte: sus museos son gratis. ¡Gratis! En un momento en el que esperamos pagar alrededor de 15 euros o más por entrar en las grandes galerías del mundo, la capital británica se mantiene en su misión democratizadora del arte. La National Gallery, las Tates (Britain y Modern), el Victoria and Albert Museum y muchísimos más. Tómatelo con calma y no intentes abarcarlo todo. Es imposible.

3. Ciudad de México (México)

Foto: Sergejf

Foto: Sergejf

Por supuesto, debes visitar la Casa Azul de Frida Kahlo, pero no te quedes ahí. Ciudad de México se está convirtiendo en uno de los núcleos mundiales de arte contemporáneo y de vanguardia y está llena de museos y galerías: Galería Kurimanzutto, Galería OMR, el impresionante Museo Soumaya… Aquí es también donde se celebra cada año Zona Maco, la feria de arte más grande e importante de Latinoamérica.

4. Jerusalén (Israel)

Sería fácil quedarse en lo milenario, en los templos, iglesias y sinagogas. Y nadie podría culparte; lo moderno parece diminuto al lado de un lugar en el que se junta tanta historia, cultura, tradiciones y religiones. No obstante, Jerusalén es también mucho más que su pasado: curiosamente, en los últimos años se ha ido asentando como un destino artístico clave también en el mundo del arte contemporáneo y moderno: desde Art-Time Israel, perfecto para amantes del pop-art, hasta la galería fotográfica Vision Neil Folberg, pasando por el centro para artistas emergentes y aclamados The Jerusalem Artists’ House, Jerusalén hará feliz a cualquier amante del arte.

5. Lagos (Nigeria)

Dos instituciones hacen de Lagos un lugar imprescindible para cualquiera interesado en el arte del continente africano: el Centro de Arte Contemporáneo y la Fundación de Artistas Africanos. Esta última organiza todos los años un festival de fotografía y una competición artística a nivel nacional. En la Omenka Gallery podrás ver artistas contemporáneos nigerianos, nuevos y establecidos, mientras compruebas por qué todo el mundo habla de esta ciudad como una de las nuevas capitales mundiales del arte.

6. Singapur

Aquí también tienes arte para pasar unos cuantos días con los ojos y la mente muy abierta. Hay centros y museos que llevan ya mucho tiempo, como el Instituto de Arte Contemporánea y el Museo de Arte de Singapur, y otros que acaban de abrir, como su National Gallery (perfecta si lo que te interesa es lo local, descubrir artistas de Singapur y el Sudeste Asiático). Pero no tienes ni que entrar en ningún museo: las calles te sorprenderán también al estar repletas de arte. ¡Verás hasta un Dalí!

Foto: Moyan Brenn

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.