Ah, irse de vacaciones en verano en nuestro Citroën, sintiendo que el mundo es nuestro y que podemos ir en cualquier dirección. ¿Qué hay mejor que un viaje en coche? Pocas cosas. Los road trips bien organizados, pero sabiendo también ser flexible y espontáneo (improvisar es parte de su encanto) son algo que gusta a todo el mundo. Pero hay una excepción: todos los que al oír las palabras “viaje en coche” empezáis a notar el estómago revuelto y cierta claustrofobia. Porque lo de los mareos no es solo cosa de niños.

Por supuesto, el truco al que suele acudir toda persona con tendencia al mareo en coche es el de ser el conductor, posición en la que nuestro cerebro parece entender que marearse no es lo más inteligente. No obstante, hacer un road trip estando siempre al volante no es tampoco lo más cómodo ni recomendable, pero ¿es posible pasar a ser un pasajero y disfrutar del viaje sin sentir malestar físico? ¡Claro que sí! Estos son algunos consejos:

  1. Abre la ventanilla. Es el truco número uno para aliviar los síntomas y, si lo haces pronto, evitarlos. Apoya la cabeza en el reposacabezas y deja que entre el aire fresco y te dé en la cara. Respira hondo y relájate.
  2. La vista en el horizonte. Si tienes tendencia al mareo ya sabrás que no hay nada más peligroso que fijar la vista en algún lugar del coche. Lo de leer es algo que ni se te ocurre, pero a veces el simple hecho de mirar el móvil o mirar a la persona de al lado, con la que estás hablando, hace que todo se desencadene. Evítalo y posa los ojos sobre el paisaje a lo lejos.
  3. Siéntate delante. Si te toca estar atrás notarás mucho más los meneos del coche y te costará más fijar la vista en el horizonte. Así que ya sabes, el asiento de copiloto es tuyo. Si alguien intenta arrebatártelo, ponte pálido y amenaza con vomitar.
  4. Cierra los ojos. Si consigues dormirte, mucho mejor, pero si no simplemente el hecho de ir con los ojos y la brisilla en la cara ayudará a que te sientas mejor, especialmente si ya es demasiado tarde para el truco de “mirada en el horizonte”.
  5. Come ligero (pero come). Es tan malo ir con el estómago llenísimo como con él vacío, así que encuentra el equilibrio. No vayas sin comer nada, pero tampoco te atiborres de forma que le pongas a tu cuerpo demasiado fácil encontrarse mal.
  6. Mantente hidratado. Bebe mucha agua, clave para evitar el mareo. Sí, tendréis que parar con cierta frecuencia para ir al baño, pero así estirarás las piernas, te dará aire y evitarás estar demasiado tiempo en el coche. Con el sistema reseteado, aguantarás más en el tramo siguiente.

¿Sueles marearte cuando no conduces? ¿Cuáles son tus trucos infalibles?

Foto: Richard P J Lambert

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.