Tanto tiempo suspirando por el calor y el verano para después, cuando por fin llega, pensar que en realidad con unos grados menos estaríamos algo mejor. Y buscamos piscina o playa, lo que tengamos a mano, o nos adentramos en bosques en busca de la humedad refrescante que suele respirarse al lado de los ríos. ¿Por qué no ir un poco más allá? ¿Por qué no buscar una zona en la que haya agua que nos salpique? ¡Para eso están las cascadas y cataratas!

Los saltos de agua, además de refrescantes si nos acercamos a ellos, son espectaculares. Por supuesto, la mejor época del año para verlas es el inicio de la primavera para disfrutar de mucha agua (muchas veces proveniente del deshielo), pero en esa época del año el tiempo no siempre invita a buscar cascadas en el bosque. En verano las cosas cambian. ¿Quieres alguna sugerencia de saltos de agua cercanos? ¡Aquí tienes 6 cascadas españolas para este verano!

1. Cascada de Colores (Isla de La Palma, Canarias)

Los colores de esta cascada canaria empiezan antes de llegar a ella, mientras sigues el río amarillo rodeado de piedras negras.  Cuando llegues a la cascada creerás estar viendo algo irreal: los colores están en la roca, teñida de ocres, rojos y amarillos por el agua llena de minerales que brota de la tierra. Si a eso añadimos el verde de la vegetación que también ha crecido sobre la piedra, el resultados es si cabe más espectacular. La cascada está situada en el Parque Nacional de la Caldera de Taburete.

2. Cascada Cola de Caballo (Huesca)

Con 50 metros de altura, se trata de la cascada más alta de España, razón más que suficiente para empezar a planear una escapada aquí. Su nombre se hace evidente con solo echarle un vistazo: el agua empieza a caer en un chorro más estrecho, que se va abriendo y dividiendo en varios chorritos más pequeños conforme va cayendo por la roca, haciendo que parezca, efectivamente, una cola de caballo. Está situada en pleno Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. El valle es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1997.

3. Nacimiento del río Mundo (Albacete)

Un río que nace cayendo 30 metros desde una cueva es algo que hay que ver por lo menos una vez en la vida. La buena noticia es que ni siquiera hay que ir muy lejos: en la sierra de Alcaraz, provincia de Albacete, podrás verlo. El Calar del Mundo, una plataforma kárstica de unos 15 km de largo por 4 de ancho, es el que filtra las aguas de las lluvias y las nieves a las múltiples galerías y cuevas interiores. El punto de salida es la Cueva de los Chorros.

4. Pozo de los Humos (Salamanca)

Pozo de los Humos

Foto: jav4ier8

Situada en el Parque natural de Arribes del Duero, la cascada del Pozo de los Humos es de las más impresionantes de España: el agua tiene una caída de unos 50 metros y forma una cortina sobre la pared de granito que al llegar abajo se convierte en una nube de vapor, de ahí el nombre de la cascada. El agua es la del río Uces, que se bifurca unos metros antes del Pozo de los Humos, creando otra cascada que también vale la pena ver, el Pozo de las Vacas (porque se dice que ahí se despeñó un carro tirado por dos vacas).

5. Fervenza do Ézaro (A Coruña)

El último tramo del río Xallas, en el municipio de Dumbría, tiene un desnivel total de 155 metros, por lo que se forman numerosos chorros y saltos de agua. El mayor es de 40 metros, que cae hasta golpear las paredes del cañón. Una breve pasarela de madera lleva a los visitantes hasta la base de la cascada, situada en la base del monte O Pindo. Al final hay hasta asientos para descansar admirando la caída del agua.

6. Cascada de Pedrosa de Tobalina (Burgos)

Con una caída de 20 metros de altura, esta cascada poco tiene que envidiar a las otras que hemos visto por aquí. El secreto es, más que su altura, sus cien metros de anchura, que hacen que el espectáculo sea inolvidable en las épocas en las que hay más aguas (deshielo o lluvia). Está considerada una de las siete maravillas de la provincia de Burgos y se nutre del agua del río Jerea, que es quien se encuentra con ese gran salto en su camino.

Foto de portada: Juan Fernández

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.