El verano se acerca pasito a pasito y toca ir empezando a planificar las vacaciones. ¿Adónde ir? ¿Qué visitar? Comprar billetes de avión, reservar alojamientos, hacer el planning de cada día… y de pronto te das cuenta: tus vacaciones están demasiado pensadas, no has dejado un momento para la improvisación, tienes un horario tan riguroso que es como si siguieras trabajando (salvando las distancias, claro).

Quizá este año puedas planear algo diferente: si eres de esas personas con suerte que pueden cogerse un mínimo de dos semanas de vacaciones seguidas (lo ideal es tener un mes entero), olvídate de los planes y los aviones y los hoteles. Este año vas a viajar con tu Citroën y descubrir los placeres de viajar en coche. O, si no quieres que el destino esté tan limitado, puedes coger un avión y después alquilar un coche. ¿Por qué deberías optar por este medio de transporte para tus vacaciones? Te damos 5 razones:

1. ¡La libertad! Tú y solo tú (y tus acompañantes quizá también, vale) tienes el control sobre tu viaje. Puedes decidir ir a un sitio y cambiar de idea por el camino, puedes lanzarte a la improvisación sin tener que temer consecuencias tipo vuelos perdidos y noches de hotel desperdiciadas. Porque lo ideal al viajar en coche es no reservar alojamiento hasta uno o dos días antes (o incluso en el mismo día, si te atreves a esperar), y disfrutar esa sensación de libertad extrema (tienes el coche y tu equipaje, puedes ir adonde quieras) a la que no estamos nada acostumbrados.

2. Tú escoges a tus compañeros de viaje. Mucho mejor que pasar horas en un avión o un autobús rodeado de gente a la que no conoces y, en muchos casos, a la que preferirías no haber conocido nunca. Viajar en coche suele significar viajar con amigos o en familia. En definitiva, con gente a la que quieres y con la que te gusta estar. El viaje, además, te dará una oportunidad perfecta para conocer mejor a tus compañeros y alcanzar una relación más profunda.

3. ¡La música! Cualquier amante de la música sabe a qué me refiero: escuchar música mientras se viaja en coche es algo muy especial si se escogen las canciones adecuadas. Crear la playlist para el viaje es una preparación perfecta (y mucho más agradable que buscar aviones) para las vacaciones. Puedes llevarlo todo en digital o, si eres de la vieja escuela, preparar unos cuantos CDs de música variada (suponemos que de la vieja escuela de verdad, la de las cassettes, no queda ya nadie).

4. El equipaje. ¿Recuerdas aquellos tiempos en los que hacías una maleta sin una báscula al lado? El límite puesto por los aviones era siempre lo suficientemente alto y al final todo dependía del peso que estuvieses dispuesto a llevar. Viajar en coche es volver a eso. Hay un límite, sí, pero en el maletero caben muchos más kilos de cosas, puedes llevar más de un bulto (se hará raro al principio, pero te acostumbrarás enseguida) y puedes comprar souvenirs y regalos sin pensar en el extra que tendrás que pagar por exceso de peso.

5. La importancia del camino. La vida rápida, el estrés, la prisa por querer llegar al final hace que nos olvidemos de disfrutar de todo el camino que nos lleva a los destinos. Viajando en coche descubrirás muchos más lugares y rincones cuya existencia desconocías y que no salen en las guías, conocerás carreteras extrañas, te harás una idea más clara de dónde estás y recordarás, sin colas en aeropuertos ni tiempos muertos, por qué te gusta tanto viajar.

¿Has hecho algún viaje largo en coche en vacaciones? ¿Qué tal fue?

Fotos | Vinicius Depizzol y Nicholas A. Tonelli

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.