Los coches Citroën llevan tantos años por las carreteras europeas (principalmente) que se han convertido ya en un elemento recurrente de la cultura popular. Es fácil ver películas en las que aparece un de ellos como casi protagonista (¡el mejor ejemplo es Sor Citroën!) y los modelos más clásicos aparecen hasta en videoclips. Pero ¿te habías parado a pensar en su presencia en películas de animación? Sí, muchos dibujantes y animadores, a la hora de crear un coche para sus personajes, han pensado en darles un Citroën. ¡Nos encanta! Estas son 5 películas de animación en las que ver un Citroën:

1. Les Triplettes de Beleville

Esta maravilla francesa del año 2003 es una divertidísima comedia que narra el secuestro de un ciclista durante el Tour de Francia por la mafia francesa. Su abuela, su perro y las “trillizas de Belleville”, antiguas estrellas del music-hall, emprenden su búsqueda para rescatarlo. Todos los coches que aparecen en la película son Citroëns, que participan ingluso en alguna hilarante persecución.

2. Bon Voyage, Charlie Brown

El clásico personaje creado por Charles M. Schulz viaja en esta película, acompañado de su amigo Linus, a Francia como parte de un programa de intercambio. El coche que alquilan parece un Citroën 2CV y les da algunos problemillas, pero ha pasado a la historia como el coche de Snoopy, y eso es siempre adorable.

3. The Rugrats Movie

Stu, el padre de Tommy y Dil (que nace en la película), conduce un Citroën DS que protagoniza una persecución, la de sus propios hijos, y que se porta bastante bien en la carretera. Lo de por qué si la película está ambientada en California este es el coche que tiene Stu (los Citroën no son los coches que más se ven en Estados Unidos) es todavía un misterio, pero ¡seguro que al animador le gustaba!

4. Ratatouille

En Ratatouille los animadores se lo pasaron pipa creando los coches que circulan por sus carreteras: si es Francia, tendrán que ser coches franceses. Y, por supuesto, se puede ver algún Citroën, ¿lo reconoces?

5. Tintín

Tintín

Aquí el responsable es Hergé, el creador de Tintín, que desde las primeras tiras llenó las viñetas de coches de Citroën. Las tiras se convirtieron con el paso del tiempo en múltiples películas de animación en las que, por supuesto, aparecen muchos modelos de Citroën, aunque sin duda el más emblemático es el 2CV. La relación entre el reportero y la marca fue tal, que en 1985 Citroën lanzó una serie especial del 2CV llamada “Tintín”.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.