Con la llegada del verano a todos nos gusta salir de viaje y a ser posible con nuestro propio coche. Tras haber estado durante todo el año pensando y preparando esa escapada veraniega a nadie le gustaría que el menor imprevisto se interpusiera antes de llegar a su destino de vacaciones. Por ese mismo motivo es importante recordar que nuestro coche requiere un mínimo mantenimiento, para evitar averías y por nuestra seguridad.

Este mantenimiento es aún más importante si cabe en un viaje que las altas temperaturas y los muchos kilómetros recorridos pueden poner a prueba a nuestro coche.

1. El mantenimiento en regla. El fabricante de nuestro coche establece unos periodos mínimos de mantenimiento para la sustitución del aceite, los filtros y las correas. Es importante estar pendiente de estos periodos, puesto que la durabilidad de nuestro coche va a depender en cierta medida de que cumplamos religiosamente con los tiempos establecidos. Por otro lado, también es una buena idea anticiparse si hemos previsto que superaremos los kilómetros establecidos en el próximo viaje. Pensemos que el mecánico encargado de la revisión podría diagnosticar alguna avería de la cual no fuéramos conscientes y pudiera producirnos un inconveniente en nuestro viaje.

2. El climatizador. No hay sorpresa más desagradable que nuestro equipo de aire acondicionado nos abandone en el peor momento, el día de mayor calor. Los equipos de climatización requieren unas labores básicas de mantenimiento y están sujetos a cierto desgaste que con el tiempo hace que pierdan su capacidad para refrigerar el habitáculo o incluso dejen de funcionar por completo. Una revisión, que en la mayoría de los talleres oficiales se realiza de forma gratuita, no está de más.

3. Los neumáticos. Más de una tonelada de peso, el conjunto del coche, nuestra familia y el equipaje, dependen del contacto de cuatro superficies de goma de apenas 20 centímetros de anchura. Los neumáticos son uno de los elementos más importantes para nuestra seguridad. Antes de salir de viaje procura comprobar que están en buen estado y no existen grietas o desperfectos que puedan terminar en pinchazo o reventón. Así como también que la profundidad del surco aún se mantiene en los límites legales y seguros. Puedes comprobarlo introduciendo una moneda de euro en el surco y viendo que el aro dorado de la moneda no sobresale del dibujo del neumático. También es importante comprobar las presiones y cumplir con las recomendaciones del fabricante, teniendo en cuenta la carga que llevaremos a bordo. Unas presiones incorrectas comprometen la seguridad y harán que nuestros consumos sean mayores.

4. La visibilidad. Ni en verano, ni ninguna época del año, deberíamos olvidarnos de los elementos de visibilidad. Es importante comprobar que los faros funcionan correctamente y no está ninguna lámpara fundida, así como las tulipas de cristal mantienen sus propiedades. Pensemos que con el paso del tiempo y el impacto de la gravilla estas tulipas se vuelven opacas y reducen el haz de luz del faro. En tal caso nos veríamos obligados a su sustitución o pulimento en nuestro taller de confianza. También hay que estar atentos y comprobar los niveles del líquido limpiaparabrisas, las escobillas de estos, y que no existen grietas o impactos (que son reparables) en la luna delantera.

5. Complementa tu viaje con gadgets. No hay nada tan práctico para un viaje, especialmente si lo hacemos a una ciudad desconocida, que un navegador GPS. Existen navegadores portátiles muy asequibles en el mercado, incluso aplicaciones para el smartphone que llevamos a diario en el bolsillo. Tal vez sea un buen momento para pensar en otros útiles tecnológicos como los reproductores portátiles de DVD, para entretener a los niños en las plazas traseras, o incluso las neveras

Comentarios

Vacaciones -

Cuando el vehículo va muy cargado, muy habitual en vacaciones, los fabricantes de neumáticos recomiendan añadir entre 0,2 y 0,3 bar a la presión habitual para evitar que el neumático se aplaste.

Un saludo

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.