El otoño ha llegado de forma oficial, así que es hora de empezar a asumirlo (¿cuántos aún vivís como si todavía fuese verano?) y a disfrutarlo. Se trata de una estación muy bonita, perfecta para ver la naturaleza cambiar de color y para coger el coche y hacer pequeñas excursiones sin miedo a que el calor lo vaya a estropear todo. Pero conducir en otoño requiere tomar ciertas precauciones y medidas para ir más seguros. Aquí van algunos consejos para conducir en otoño:

1. Puesta a punto del coche. Tras el verano puede que algunos elementos del coche estén en peor estado por haber tenido que estar expuestos a altas temperaturas. Lo ideal es llevar el coche a revisión para que comprueben que todo está bien: frenos, escobillas y limpiaparabrisas (en otoño harán falta de nuevo), luces, niveles de líquidos, neumáticos… ¡Deja el coche como nuevo!

2. Consulta la previsión meteorológica antes de emprender el viaje. El otoño es una estación muy bonita, pero también muy inestable en cuanto a condiciones meteorológicas. Puedes tener suerte y que te toquen días de sol y temperaturas agradables, pero podrías también enfrentarte a un viaje bajo la lluvia intensa o metido en la niebla. Hay condiciones en las que disfrutar de la conducción es más complicado. Si va a hacer mal tiempo y puedes cambiar de fecha tu viaje, hazlo.

3. ¡Prudencia! Este consejo es básico para cualquier viaje en coche en cualquier estación del año, pero los constantes cambios de tiempo del otoño hacen que sea necesario doblar la prudencia al ponerse al volante. Recuerda que, aunque no lo notes, el mal tiempo en carretera te pondrá más nervioso y te cansará más, por lo que no dudes en parar en un área de descanso o hacer cambios en el itinerario para evitar conducir más. Puede que hasta descubras un nuevo lugar preferido del que no tenías noticias.

4. Cuidado con las hojas. Uno de los espectáculos que ofrece la naturaleza en otoño es el de las hojas de los árboles cambiando de color conforme se van secando y, finalmente, cayendo al suelo. No obstante, las hojas secas pueden crear también peligros: si llueve y están mojadas sobre la carretera, su efecto puede ser similar al del aquaplaning, así que reduce velocidad y atraviésalas con cuidado. Procura también limpiar al final de cada trayecto el coche de las hojas secas que hayan ido cayendo sobre él para que no se acumulen y atasquen conductos.

¿Vas a hacer algún viaje en coche este otoño? ¿Adónde irás?

Foto | Bob Jagendorf

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.