El cine es una fuente de inspiración muy importante: la película adecuada en el momento adecuado puede hacernos tomar decisiones que habíamos ido postergando o, simplemente, irnos a dormir mucho más felices. Después hay un género de películas especial, ese que hace que deseemos viajar. ¿Cuáles y adónde? Estas son algunas películas que inspiran viajes o, al revés, 10 viajes inspirados en películas:

1. La Playa – Maya Bay (Tailandia). No fue la mejor película de Danny Boyle, pero si algo logró el largometraje protagonizado por Leonardo DiCaprio fue que el turismo llenase la playa de Maya Bay, en Tailandia, hasta entonces el paraíso que se muestra en la cinta. Sigue valiendo la pena ir porque el paisaje es impresionante, pero ten en cuenta que no estarás solo: habrá muchísimos turistas que han pensado lo mismo que tú.

2. Vacaciones en Roma – Roma (Italia). Audrey Hepburn y Gregory Peck recorren Roma en una Vespa. Ella es una princesa de incógnito y él un periodista y, con el Coliseo y las callejuelas romanas de fondo, se enamoran. ¿Quién no ha deseado nunca recorrer la ciudad como ellos y seguir sus pasos?

3. Mamma Mia – Islas Griegas. El musical protagonizado por Meryl Streep tuvo también un efecto sobre el turismo de un destino que ya era muy popular antes: el de las Islas Griegas. Lo que se vio tras el estreno de la película fue que de pronto todo el mundo se quería casar allí. Pero no hace falta tener una boda como excusa para visitar las impresionantes islas de la costa de Grecia. De hecho, no hace falta ningún tipo de excusa.

4. El Señor de los Anillos – Nueva Zelanda. Muy poca gente salió de ver El Señor de los Anillos (cualquiera de las películas) sin desear visitar la Tierra Media y sus impresionantes paisajes. ¿Dónde están? En Nueva Zelanda, donde si quieres puedes hasta visitar las casas de los hobbits. Recomendamos alquilar una furgoneta y adentrarse en sus kilómetros y kilómetros de belleza natural en la que casi no te encontrarás a nadie.

5. Memorias de África – Kenia. ¿Cuándo se hizo popular lo de irse a Kenya de safari? Sí, estás adivinando la respuesta: cuando se estrenó Memorias de África, recordada tanto por el romance protagonizado por Robert Redford y Meryl Streep como por la impresionante fotografía y los paisajes africanos.

6. Lost in Translation – Tokyo (Japón). Lost in Translation es una película sobre la soledad superada a través del contacto con un extraño que está tan solo como tú y la vibrante vida de una ciudad como es Tokyo.

7. Amélie – París (Francia). Hay cientos de películas que sirven como guía turística de París y Amélie es una de las que lo hacen mejor. Un París clásico, ese que todos tenemos en la cabeza (quizá, quién sabe, en parte también gracias a esta película), visto a través de los ojos de un personaje tan adorable como Amélie.

8. Antes del amanecer – Viena (Austria). La primera película de la trilogía que sigue a Jesse y a Celine y su historia de amor a lo largo del tiempo sucede en Viena: ambos se conocen en un tren y se bajan en la capital austríaca, que recorren de noche hasta que ella coge su siguiente tren a París.

9. Siete años en el Tíbet – Tíbet. Querrás ir a Lhasa y ver en persona esas montañas llenas de nieve en persona, muchos años después de que lo hiciera Heinrich Harrer. La película cuenta la historia de este austríaco que escapa de un campo de trabajo británico en India y se refugia en el Tíbet.

10. Into the Wild (Alaska, Estados Unidos). No hay que tomarse las cosas tan a pecho como hizo Chris McCandless, pero después de ver la película todos queremos descubrir esa vida salvaje, volver a estar más en contacto con la naturaleza, descubrirnos a nosotros mismos. Lo bueno es que ni siquiera hay que ir a Alaska para conseguirlo si no tenemos los medios: España está llena de bosques y montañas en las que perderse durante unos días.

¿Harás alguno de estos viajes? ¿Qué películas te han despertado el deseo de viajar?

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.