El contacto con la naturaleza es algo que todos los seres humanos, hasta los de la raza urbanita más pura, necesitamos. Viene en nuestro ADN y hay múltiples estudios que demuestran que este contacto nos ayuda a ser más felices y estar más sanos, razón suficiente por la que deberíamos buscarlo siempre que podamos. Y sí, también en vacaciones, aunque vayas a visitar solo ciudades.

¿Las buenas noticias? Hay ciudades de las que no es necesario que salgas para perderte en la naturaleza y olvidar el asfalto y el tráfico que tienes a solo unos metros de distancia: hablamos, claro, de los parques urbanos, esos oasis en mitad de la ciudad en los que sentir que estamos perdidos en un bosque. Estos son 10 parques urbanos que justifican una visita a la ciudad:

1. Villa Doria Pamphili (Roma, Italia)

El parque por excelencia de Roma, el más grande de la capital italiana, es de esos cuya perfección nos deja boquiabiertos una y otra vez. Se trata en realidad de un jardín renacentista creado alrededor de la villa principal, del siglo XVII. Pero no todo es zona ajardinada de esas en las que te da miedo tocar nada: el parque cuenta también con su parte selvática, y con jardines de estilo inglés (siempre de apariencia más salvaje). Imprescindible visitar la Villa Algardi para ver las vistas, ver el Arco de los Cuatro Vientos y perderse para encontrar fuentes, grutas, esculturas y lagos.

2. Parque do Ibirapuera (Sao Paulo, Brasil)

Con un área de 1,584 km cuadrados y tres lagos artificiales interconectados, el parque do Ibirapuera es considerado el pulmón de la ciudad y comparado a menudo con el Central Park de NuevaYork. Fue construido en 1954 para conmemorar el 400 aniversario de la ciudad y cuenta con varios edificios del arquitecto Oscar Niemeyer. En el parque están también el Museo de Arte Moderno, el Museo de Arte Contemporándo de la Universidad de San Pablo y el Planetario, entre otros. Claro que también te puedes dedicar a descansar en la hierba, recorrer el parque en bici o dedicarte a correr por sus caminos.

3. Forest Park (St. Louis, Estados Unidos)

Forest Park

Foto: Carol LaraCarol Lara

Este parque es una especie de paraíso boscoso en el que podrías pasar un día entero sin aburrirte. Pasea, sube a sus colinas, haz picnic junto al agua, da un paseo en barquita, correo o monta en bici… o visita el zoo (uno de los mejores del país), el St. Louis Science Center, asiste a algún evento en el teatro al aire libre Muny, el Museo de Historia de Missouri, el Museo de Arte de St.Louis… ¿qué más quieres?

4. Stanley Park (Vancouver, Canadá)

Con una extensión de 405 hectáreas, el Parque Stanley de Vancouver es uno de los parques urbanos más grandes de Norteamérica. Cuenta con un enorme bosque de coníferas con cerca de medio millón de árboles, dos lagos y más de 200 kilómetros de caminos y senderos. Las noches de verano el parque se llena también de actuaciones de teatro y música al aire libre. Un lugar perfecto para descansar de la gran ciudad.

5. Hibiya (Tokyo, Japón)

El oasis de la capital nipona era en sus orígenes el jardín del palacio de un señor feudal. Ahora que es propiedad de la ciudad, se ha convertido en un centro cultural lleno de actividades al aire libre, además de un lugar en el que refugiarse del estrés y las multitudes del centro de la ciudad. Puedes pasear entre sus relajantes jardines, admirar las flores si vas en el momento adecuado del año y ver muchos conciertos y obras de teatro.

6. Parque Real de Djurgården (Estocolmo, Suecia)

Formado por una mezcla de parque y bosques, atravesados por canales y caminos, este parque urbano se encuentra en el centro de Estocolmo y es muy popular entre sus habitantes. Además de pasear, hacer deporte o picnic, y relajarte, puedes visitar varios museos (el Nordiska Museet con arte popular y moda; Waldemarsudde y la Thielska Galleriet con arte escandinavo; el Museo Vasa con un navío de guerra del siglo XVII; el museo al aire libre Skansen, con el estilo de vida sueco de épocas pasadas…).

7. Lumpini (Bangkok, Tailandia)

Bangkok es una de esas ciudades en las que contar con un parque urbano bien grande es necesario, debido a la polución y a la contaminación acústica de la ciudad. Cuenta con un lago artificial, muchos senderos, un pequeño jardín de bambú, una biblioteca pública y un salón de baile, además de una programación cultural bastante activa. Está prohibido ir con perros y solo se puede recorrer en bici de día. Te encontrarás con lagartos gigantes, pero son inofensivos.

8. Central Park (Nueva York, Estados Unidos)

Por supuesto. Hacer una lista de parques urbanos y no incluir el Central Park neoyorkino sería un error, por muy conocido que sea. Es casi dos veces más grande que Mónaco, y uno de los lugares de visita imprescindible en la ciudad. Encontrarás praderas, lagos artificiales, cascadas y zonas boscosas, además del Zoo de Central Park. Un lugar perfecto para mezclarte con los habitantes de Manhattan haciendo footing, paseando en bici o simplemente tomando el sol cuando el tiempo acompaña. Es también escenario habitual de grandes conciertos.

9. Hampstead Heath (Londres, Reino Unido)

Hyde Park es sin duda el parque más popular y conocido de Londres, pero visitar Hampstead Heath debería ser también casi obligatorio. En el noroeste de la ciudad, se trata de un enorme parque de 320 hectáreas lleno de bosques, lagos y senderos por los que perderse. Es semisalvaje y montañoso, con la colina Parliament Hill como cima y uno de los lugares desde los que se ve mejor el skyline de Londres.

10. Englischer Garten (Munich, Alemania)

Foto: tanzia45

El parque más importante de Munich deja claro con su nombre, “jardín inglés”, lo que te vas a encontrar: un parque aparentemente salvaje, lleno de bosques, prados y senderos. Es más grande que Hyde Park o el Central Park de Nueva York y gira alrededor del Kleinhesseholer See, un lago con tres islas que puedes visitar en barca. Tiene una Torre China del siglo XVIII y un pequeño templo griego, el Monopteros, del siglo XIX, al que no podrás dejar de hacer fotos.

Foto de portada: brett jordan

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.