¿Nunca has leído un libro y deseado ver con tus propios ojos los lugares de los que habla? ¿O descubrir qué paisajes rodeaban al autor y sirvieron como inspiración? ¿O, simplemente, visitar la casa en la que vivió determinado escritor en algún momento de su vida? Todo amante de la literatura y los viajes guarda siempre unas horas para casas museo, para cafés en los que escribían sus ídolos, para seguir los pasos de un personaje por una ciudad. ¿Quieres alguna idea de viaje literario? Aquí van 10 destinos imprescindibles para amantes de la literatura:

1. Londres (Reino Unido). La capital británica es clave en la historia de la literatura, y aquí encontrarán su paraíso los fans de Sherlock Holmes que quieran ir a visitar su casa en Baker Street, los de la literatura inglesa de principios de siglo que quieran recorrer la zona de Bloomsbury y los que han crecido con los libros de James Bond de Ian Fleming.

Sherlock Holmes Museum

Foto: shining.darkness

2. Dublín (Irlanda). Aquí también hay mucha historia de la literatura, pero si hay un nombre que destaca por encima del resto es el de James Joyce. Hay rutas guiadas que te llevan por el camino realizado por Leopold Bloom en “Ulises”. Quizá no hayas conseguido leer el libro, pero es una buena excusa para cogerlo con más ganas la próxima vez.

Dublín

Foto: infomatique

3. Isla de Jura (Escocia). En una granja remota situada en esta isla de naturaleza salvaje se instaló George Orwell en los años 40 para escribir 1984. El paisaje es sin duda inspirador, aunque todo lo contrario de los parajes urbanos descritos en el libro: aquí hay grandes montañas, agua salvaje contra las rocas y casi ningún tipo de civilización. Una isla con una sola carretera y una pequeña aldea.

Isla de Jura

Foto: _basquiat_

4. La Chascona (Santiago de Chile). Pablo Neruda encargó al arquitecto Germán Rodríguez Arias la construcción de esta casa en un terreno muy empinado que había comprado junto con su amor de entonces, Matilde Urrutia (amor secreto, él estaba casado). No obstante, hizo tantos cambios al diseño, que el propio arquitecto ha dicho que la creación es más de Neruda que suya. Se ha convertido en una casa-museo, así que se puede visitar (y vale la pena).

La Chascona

Fotos: David Berkowitz

5. Cementerio de Père-Lachaise (París, Francia). El cementerio de Père-Lachaise es un lugar imprescindible para cualquier amante de la literatura que pise París. Allí podrá visitar las tumbas ilustres de escritores como la de Molière, Colette, Oscar Wilde, Balzac, o Gertrude Stein.

Tumba de Oscar Wilde en Père Lachaise

Tumba de Oscar Wilde. Foto: Jim Linwood

6. Lisboa (Portugal). ¿A quién seguir por Lisboa? A Fernando Pessoa, sin duda, con su Libro del Desasosiego (publicado con el seudónimo de Bernardo Soares) como guía turística. Con su libro descubrirás los lugares por los que solía pasear, sus cafés y restaurantes favoritos, las casas en las que vivió…

Lisboa

Foto: Ewan-M

7. Roma (Italia). Otra capital a la que podríamos ir por muchos motivos literarios, pero nos vamos a quedar con el poeta inglés John Keats como motivo principal del viaje. Para seguir sus pasos en la ciudad en la que acabó sus días, visita la Casa Keats Shelley, donde murió el poeta (podrás ver su dormitorio tal cual) y ahora museo dedicado a varios poetas románticos, el Antico Caffe Greco, que frecuentaban tanto Keats como Percy Shelley y el cementerio protestante donde ambos están enterrados.

Roma (Italia)

Foto: HarshLight

8. Isla del Príncipe Eduardo (Canadá). ¿Eres fan de Ana de las Tejas Verdes? Entonces te encantará visitar la isla en la que L.M. Montgomery ambientó su libro. Puedes ver la casa que sirvió de inspiración (con sus tejas verdes) a la novela, que en verano recibe unos 2000 visitantes diarios. Pero todo sea por ver dónde vivió Ana de las Tejas Verdes.

Casa Tejas verdes

Foto: dmertl

9. Key West (Florida, Estados Unidos). Todo admirador de Ernest Hemingway debería visitar su casa museo en Key West, Florida, conocida no solo por haber sido la residencia del escritor en los años 30, sino también por estar plagada de gatos de seis dedos. Estos serían descendientes directos de Snowball, un gato que un marinero regaló a Hemingway (según cuenta la leyenda).

Casa Hemingway

Foto: Rob O’Neal

10. Caffe Trieste (San Francisco, Estados Unidos). En este café de San Francisco solían reunirse escritores y poetas de la generación beat, como se ve en las fotografías que cubren sus paredes: Kerouac, Gingsberg, Alan Watts, Bob Kaufman… Algunos, como Lawrence Ferlinghetti, todavía se dejan ver (a sus 96 años).

Caffe Trieste

Foto: p0ps Harlow

Comentarios

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.