No digas que no tienes tiempo, un road trip no tiene que durar un mes ni una semana, y tampoco tiene por qué ser en lugares exóticos del extranjero. Llega con un par de días o, si el espíritu es el adecuado y no es posible hacerlo más largo, una sola jornada. La idea es perderse, ya sea por unas horas o por varios días, desconectar de todo y disfrutar de la conducción. Eso podemos hacerlo todos, ¿verdad?

¿Cómo hacer que ese road trip sea perfecto? Te damos 10 consejos:

1. Limpia el coche antes de salir y durante el viaje. Vale, si te vas solo un día posiblemente no veas la necesidad de hacerlo, pero nunca está de más darle un repaso. Si te vas varios días, intenta que el caos no tome el coche (es muy posible que ocurra).

2. Planea el viaje y sáltate el plan. O, lo que es lo mismo: sé flexible y deja que sea la carretera la que decida. La idea es disfrutar, por lo que no tiene sentido ponerse nervioso si hay algún retraso o no parar en un lugar con muy buena pinta porque quieres llegar a otro a determinada hora. ¡Improvisa y siéntete libre!

3. Huye de las autopistas. Esto es bastante evidente: las carreteras secundarias son las que te llevarán por lugares en los que disfrutar del paisaje, descubrir pueblos y rincones desconocidos. En las autopistas lo importante es el destino; pero en tu road trip lo importante es el viaje.

4. No lleves demasiado equipaje. Sí, aunque te vayas un mes, ¡no es necesario llevar ya la comida para todos los días! Lleva solo lo imprescindible, y recuerda que habrá tiendas en el camino (¡y hasta lavadoras!). Si el coche está lleno de cosas, será más incómodo y difícil disfrutar del viaje.

5. Escoge bien a tus compañeros de viaje. ¿Familia o amigos? ¿Qué amigos? Aunque no hayas viajado nunca con ellos, seguro que sabes más o menos con quién preferirías pasar mucho tiempo en un espacio tan pequeño y con quién va a haber menos roces.

6. Anticipa los posibles problemas. Hay cosas que no son predecibles, pero otras sí: mira la previsión meteorológica todas las mañanas, huye de los lugares donde puede haber más tráfico y, si sabes que es posible que te encuentres en un atasco, sal algo más temprano.

7. ¡Prepara música! Puede que la radio no siempre te dé lo que quieres (o que no siempre se sintonice bien), así que llena tu iPod de muchas cosas que quieres escuchar mientras conduces. O, si eres de los de la vieja escuela, carga el coche de CDs (supongo que con cassettes ya no quedará nadie). La cantidad es importante: escuchar lo mismo en bucle durante tantas horas hará que lo acabes odiando.

8. ¿Quién conduce? Ni se os ocurra salir a la carretera con solo un conductor. Son muchas horas y acabará agotado. Lo ideal es que conduzcáis por turnos, no solo por ese cansancio, sino por si ocurre algún imprevisto y alguien no puede ponerse al volante. El copiloto es también importante: mejor alguien tranquilo y que sepa leer mapas que alguien que vaya a poner nervioso al conductor y no sepa nunca por dónde estáis.

9. ¿GPS o mapa? El GPS está muy bien cuando sabes adónde vas, pero es muy posible que el road trip sea algo muy improvisado. Un mapa de carreteras de toda la vida ayuda a ver las cosas con perspectiva, a escoger sobre la marcha adónde ir y, además, le da más encanto a todo. Eso sí, intenta que esté actualizado.

10. El coche. Un coche de fiar, que no te vaya a dejar tirado en mitad del camino, que sea cómodo y pueda con todo… En fin, ya sabes. Tu Citroën.

Foto | Nicholas A. Tonelli

Comentarios

Alexander Aguilar Navarro -

Excelentes consejos, los tomare en cuenta cuando lo hago tanto en mi pais como cuando viajo al extranjero con mis dos hijos y mi esposa, soy un apasionado aventurero y mi familia le gusta tambien . Gracias.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.