El otoño ha llegado de pleno y un poco de repente, cogiéndonos a todos algo desprevenidos a pesar de su puntualidad. Ahora que ya hemos reaccionado, que nos hemos decidido a guardar la ropa de verano y sacar la de entre-estaciones, que hemos asumido que el otoño ha llegado para quedarse, toca hacer planes que nos permitan disfrutar de todas las características propias de esta hermosa estación. Son meses de salir a la naturaleza y disfrutar de sus colores otoñales. ¿Por dónde? Aquí tienes 10 bosques españoles por los que pasear este otoño.

1. Hoz de Beteta (Cuenca). El río Guadiela ha formado con el paso de los siglos un espectacular cañón fluvial en la roca caliza, y discurre así a lo largo de seis quilómetros, con acantilados verticales a cada lado de más de 80 metros de altura. Existe un sendero botánico que permite recorrer la hoz entre el puente de las Tablas (cerca de Beteta) y la fuente de los Tilos. El paseo es de tres quilómetros en los que caminarás entre sauces, pinos, avellanos o tilos. Muy frondoso, muy húmedo y muy impactante.

Hoz de Beteta

Foto: gabillo

2. Gorbea (Vizcaya). El mayor Parque Natural del País Vasco se encuentra entre las provincias de Vizcaya y Álava, y toma su nombre del monte Gorbea, su punto más alto y su corazón natural. Se trata de un parque en el que las rocas forman un paisaje de extrañas formaciones. Sus bosques son caducifolios (con muchas hayas y robles), lo que hace que en otoño valga la pena pasear por ahí y admirar sus colores. Hay muchas rutas señalizadas de diversas dificultades, por lo que vale la pena quedarse unos días.

Gorbea

Foto: Mikel Lastra

3. Somiedo (Asturias). Parque Natural y Reserva de la Biosfera, los bosques caducifolios de Somiedo, en la Cordillera Cantábrica, ocupan una cuarta parte de las 29.122 hectáreas del parque. Hayas, robles, abedules y encinas llenan el parque en sus diferentes alturas. En otoño, vale la pena realizar las rutas del Valle de Pigüeña y la de la braña de Saliencia, algunas de las zonas más espectaculares cuando las hojas de los árboles cambian de color.

Somiedo

Foto: Óscar Ramos

4. Sierra de Cameros (La Rioja). Los bosques de la sierra de Cameros se mantienen frondosos gracias a las grandes cuencas fluviales que serpentean entre las montañas. Se trata de un destino obligado para los que estéis por la zona, especialmente si las hayas son uno de vuestros árboles preferidos. Los hayedos de la cuenca alta del Leza, el de Santiago, el de la ladera del valle Iregua… Busca una ruta que se amolde a tus necesidades y posibilidades y lánzate a conocer esta sierra.

Cameros

5. Bosques do Courel (Lugo). A pesar de haber sido bastante afectada por incendios en los últimos años, la Serra do Courel continúa siendo uno de los bosques gallegos más bonitos por los que hacer rutas en otoño. Localizada al suroeste de Lugo, su orografía difícil ha hecho que se haya mantenido muy aislada durante varios años, logrando así evitar la deforestación. Valles, montañas, barrancos, el río Lor, todo decorado con castaños, robles y avellanos, entre otros árboles.

Serra do Courel

NovoaR

6. Valle de Ambroz (Cáceres). El otoño es tan importante en el Valle del Ambroz, que hasta tienen una fiesta, el Otoño Mágico, declarada de Interés Turístico Regional. Situado al sur de la provincia de Cáceres, durante los fines de semana de octubre y noviembre celebra su hermoso otoño con actividades de ocio, cultura y naturaleza. Con sus montañas de más de 2.000 metros de altura, grandes bosques de castaños y robles, y algunos ejemplos de árboles convertidos en catedrales naturales (el Alcornoque de la Fresneda, por ejemplo), el valle de Ambroz es uno de los mejores lugares de España en los que disfrutar del otoño.

Valle de Ambroz

7. Fuentes Carrionas (Palencia). El el sur de la cordillera cántabra está decorado por los robledales de Fuentes Carrionas. Además de robles, los bosques de la zona tienen también castaños, hayas y acebos. Es imprescindible buscar el roblón de Estalaya o el Abuelo, un roble con casi 10 metros de perímetro y más de 1.000 años de edad. Y vete con cuidado: estas montañas son uno de los últimos refugios del oso pardo en España.

Fuentes Carrionas

8. Bosques de Somosierra (Madrid). Aquí hay también bastantes bosques por los que escoger pasear para admirar el otoño: la acebeda de Somosierra, en los montes Carpetanos, que se mantiene casi intacta con sus acebos, pero también con robles y serbales. En la zona, el abedular de Somosierra vale también la pena, un bosque con abedules, robles, avellanos y acebos. ¡Explora toda la zona!

Somosierra

Foto: Juan F. Mi

9. Selva de Irati (Navarra). Esto son palabras mayores. Después de la Selva Negra alemana, la Selva de Irati es el segundo hayedo-abetal más extenso de Europa. A una hora de Pamplona se encuentra esta inmensa masa forestal de más de 17.000 hectáreas que se mantiene prácticamente virgen. Si tienes que quedarte solo con un bosque de esta lista, que sea con este.

Selva de Irati

Foto: rjime31

10. Bosque de Sant Nicolau (Lleida). Este bosque se encuentra en pleno Parque Natural de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, y el secreto de su frondosidad es la sombra que le proporcionan las montañas de Pallars Jussà durante casi todo el día. Húmedo y umbrío, si madrugas y vas en los pocos momentos en los que el sol ilumina el bosque asistirás a un espectáculo natural sin comparación.

Bosques de Sant Nicolau

¿Conoces alguno de estos bosques? ¿Cuál crees que podrás visitar este otoño?

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.